Ser LGBT+ en una localidad rural
Fujiya Ami es una persona que prefiere no ser clasificada en un género determinado y no siente atracción romántica hacia otros. Durante un tiempo trabajó en Tokio como mujer, pero sintió que no podía seguir fingiendo y se trasladó a una pequeña comunidad en el oeste de Japón. Fujiya, que desea relacionarse con la gente sobre la base de su personalidad y no de su género, busca maneras de vivir en una localidad rural donde predomina la percepción tradicional de los sexos.
Fujiya encontró una oferta de empleo en internet y decidió mudarse a la prefectura de Shimane.
Trabaja en la oficina municipal y ha comenzado a revelar su identidad de género a sus compañeros y jefes.
Fujiya participa activamente en las actividades comunitarias y goza de la aceptación de la gente local, pero a veces le cuesta hacerle comprender su perspectiva como miembro de una minoría sexual.