Un afgano que intenta ayudar a su tierra desde Japón
Afganistán enfrenta una grave crisis humanitaria desde que los talibanes recuperaron el poder en agosto de 2021. El afgano Baburi Ashraf vende frutas desecadas típicas de su país en Japón para apoyar a la gente de su tierra natal. Conozca la lucha de Ashraf para seguir enviando asistencia en momentos en que resulta difícil el transporte de mercancías. (Este programa se transmitió el 26 de enero de 2022).
Baburi Ashraf vende frutas desecadas producidas en Afganistán en una tienda en la prefectura de Chiba.
Su mercancía: damascos o albaricoques, higos, uvas y otras frutas cultivadas sin pesticida y desecadas al sol durante 40 días.
Uvas cosechadas. Baburi tiene contratos de comercio justo con 34 granjas.
La frontera de Afganistán con Pakistán, que es una vía de exportación, fue cerrada, dejando varados a muchos camiones cargados.