Un intérprete peruano en Japón
Esta semana nos visita César Cabrejos, un intérprete peruano de ascendencia japonesa especializado en medicina y prevención de desastres naturales que ha ayudado a muchos extranjeros a enfrentar situaciones de emergencia en Japón. Nuestro invitado nos explica cómo su trabajo no solo es traducir de un idioma a otro, sino fungir como puente cultural. César también nos habla sobre algunas dificultades con las que los extranjeros se pueden topar al requerir un servicio de emergencia, al lidiar con el sistema médico japonés o ante una situación de desastre natural.
César, David, Esther y Beto
César y su familia
César Cabrejos es un peruano de ascendencia japonesa que llegó a Japón en 1990 cuando tenía 11 años. Gracias a la reforma de una ley de migración nipona que permitía a extranjeros descendientes de japoneses venir a trabajar a Japón, César y su familia tuvieron la oportunidad de buscar una mejor vida en este país. Sin embargo, ninguno de ellos sabía japonés.
César con sus amigos de la escuela secundaria básica
Fue inscrito en una escuela, aunque fue con sus amigos con quienes César comenzó a aprender mejor el idioma.
César con su hermano menor
Un día, su hermano menor, de 4 años de edad, fue atropellado. Aunque no entendía en su totalidad lo que decían los médicos, César comenzaba a captar algunas palabras. Dado que era el que más sabía japonés de su familia, su mamá se comunicaba con los doctores a través de él. Después de esa experiencia, comenzó a ayudar al resto de su familia. El rumor de lo que hacía comenzó a correrse, por lo que vecinos y amigos, quienes también desconocían el idioma, le pedían ayuda.
César trabajando como intérprete
Años después, César convirtió esas experiencias en su profesión. Él es intérprete con especialidad en medicina y de prevención de desastres naturales.

No se pierdan el Buzón de esta semana para conocer más de lo que ha hecho nuestro invitado en el área de la interpretación médica y de desastres naturales en Japón.