La ONU inicia una investigación en torno a la represión de protestas en Irán

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha decidido establecer una misión independiente que investigue la supuesta represión contra las protestas masivas que se están dando en Irán.

El jueves, durante una sesión especial en Ginebra, Suiza, el consejo votó a favor de una resolución dirigida a crear la misión. La iniciativa contó con el respaldo de 25 de los 47 Estados que forman el organismo.

La indignación de la ciudadanía comenzó con la muerte de Mahsa Amini, una joven de 22 años que fue arrestada porque, al parecer, no llevaba bien puesto el hiyab, el pañuelo que utilizan mujeres musulmanas para cubrirse la cabeza. El hecho ha provocado protestas por todo Irán durante más de dos meses.

La ONU y diversos grupos defensores de los derechos humanos han indicado que las autoridades de seguridad iraníes han estado llevando a cabo una dura represión contra los manifestantes que se ha cobrado la vida de más de 300 personas.

El alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Turk, declaró que la situación es inaceptable y que las investigaciones de Irán no han cumplido con las normas internacionales de imparcialidad, independencia y transparencia.

La resolución del Consejo de Derechos Humanos señala que las autoridades de seguridad iraníes están arrestando manifestantes injustamente y que están cometiendo violencia sexual. Agrega que la nueva misión presentará un informe ante la ONU relativo a la situación en Irán.

China y otros países se han opuesto a la medida. Afirman que los derechos humanos no deberían usarse como herramienta para interferir en otras naciones. El representante de Irán informaron de que Teherán rechaza la resolución y considera que está basada en mentiras.