Ministro ucraniano señala que no se vislumbran conversaciones de paz con Rusia en el corto plazo

El pueblo de Ucrania ha soportado nueve meses de ataques por parte de Rusia. Ahora, otra tanda de misiles ha dejado muchos hogares sin electricidad. Líderes ucranianos acusan a los rusos de crímenes de guerra.

Dmitro Kuleba, ministro de Exteriores de Ucrania, habló con NHK el miércoles desde un refugio subterráneo en Kiev, capital del país. El mismo día, los residentes de esta ciudad habían sido víctimas de otra serie de ataques con misiles que tenían como blanco edificios residenciales, situación que los dejó sin energía eléctrica.

Kuleba dijo que las acciones de las fuerzas rusas hacen que la idea de establecer conversaciones de paz sea “absurda”. Agregó que los líderes en Moscú están utilizando las negociaciones como una “cortina de humo” para continuar con su “agresión y terror”.

El jueves se cumplen nueve meses desde el comienzo de la invasión rusa. Países occidentales han apoyado a Ucrania con armamento avanzado, tal como el sistema de cohetes HIMARS. Esto ha ayudado a los ucranianos a recuperar territorio, incluida la ciudad de Járkov, un núcleo industrial. También han retomado el control de Jersón, la única capital provincial que había caído en manos de Moscú.

Kuleba señaló que las fuerzas ucranianas continuarán liberando territorio para “rescatar a la gente de la tortura, del sufrimiento y de una vida miserable”.

En momentos en los que los ataques contra la red eléctrica de Ucrania continúan, las tropas rusas siguen teniendo el control de la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa.

El miércoles, la central se vio obligada nuevamente a utilizar el sistema eléctrico de emergencia. Meses de ataques con artillería en la zona han despertado temores de un posible desastre nuclear si la central es blanco de un ataque directo.

Kuleba expresó su esperanza de que Japón lidere los esfuerzos para fortalecer las sanciones contra Rusia, ya que el próximo año presidirá el Grupo de los Siete. El diplomático ucraniano también agradeció al Gobierno nipón su decisión de enviar generadores eléctricos y otro equipamiento a los ucranianos para sobrevivir al invierno.