Los jugadores de la selección alemana de fútbol se toman una fotografía tapándose la boca

Los jugadores de la selección alemana de fútbol se cubrieron la boca al tomarse la fotografía de equipo antes de su partido del miércoles contra Japón en el mundial. Su director técnico, Hansi Flick, declaró que su intención era enviar el mensaje de que la FIFA, el organismo que regula el fútbol mundial, les está silenciando.

Flick hizo el comentario en la rueda de prensa ofrecida tras la derrota alemana por 2-1.

Varias selecciones europeas, entre ellas la alemana, tenían pensado que sus respectivos capitanes llevaran brazaletes con los colores del arcoíris y las palabras “One Love” para expresar su rechazo hacia la discriminación. Sin embargo, desecharon el plan después de recibir una advertencia por parte de la FIFA.

La federación alemana de fútbol publicó la imagen de su selección en su página web y en su cuenta de Twitter con los siguientes mensajes: “Los derechos humanos no son negociables” y “Que no nos hayan dejado llevar el brazalete es lo mismo que no dejarnos hablar. Nos mantenemos firmes en nuestra postura”.

Por otro lado, Flick afirmó que Alemania estaba hondamente decepcionada por haber perdido ante Japón y que su equipo había desaprovechado muchas ocasiones de marcar, a pesar de que estuvo más tiempo en posesión del balón.

Ante la pregunta de si la cuestión del brazalete había sido una distracción, respondió que no, que no iban a poner excusas ante lo ocurrido.

El entrenador alemán manifestó que antes del encuentro había dicho que la selección japonesa era fuerte y con buena táctica, además de contar con jugadores hábiles, y que había dejado patente esa fortaleza.