Primer ministro de Japón destituye al ministro del Interior

El primer ministro de Japón, Kishida Fumio, destituyó al ministro del Interior y de las Comunicaciones, Terada Minoru, a raíz de una serie de acusaciones por supuestos informes inexactos de fondos políticos. Kishida ha perdido tres ministros en apenas un mes.

El primer ministro llamó a Terada a su oficina y lo destituyó en la noche del domingo.

El extitular de Interior fue blanco de ataques tras descubrirse que un grupo relacionado con su financiación política tenía registrada como responsable de contaduría a una persona muerta.

Partidos de oposición instaron a Kishida a que reemplazara a Terada, argumentando que no era apropiado que encabezara el Ministerio del Interior, dependencia encargada de supervisar la aplicación de la ley de control de fondos políticos.

El mismo domingo, Kishida declaró a los reporteros: “Varios ministros del Gabinete renunciaron durante la actual sesión del Parlamento. Pido sinceras disculpas y me siento profundamente responsable por haberlos nombrado”.

Hoy lunes, el primer ministro nombró al exministro de Asuntos Exteriores Matsumoto Takeaki como sucesor de Terada.