Líderes de Rusia se preparan para celebrar referendos en Ucrania

Líderes rusos siguen adelante con sus planes de celebrar referendos en las provincias de Ucrania donde han instalado a sus propios funcionarios.

El expresidente Dmitry Medvédev, que ocupa el segundo cargo por detrás de Vladímir Putin en el Consejo de Seguridad de Rusia, declaró que no había vuelta atrás.

Medvédev ha estado supervisando las zonas y escribió en una red social que Rusia aceptará su adhesión. Entre esas provincias se encuentran Donetsk y Lugansk, en el este; Zaporiyia, en el sureste, y Jersón, en el sur. En total suponen cerca de un 15 % del territorio ucraniano.

Las fuerzas rusas no han logrado hacerse con el control total de ninguna de esas zonas, pese a lo cual piensan llevar a cabo los referendos desde el viernes hasta el martes.

El director encargado de las votaciones que Rusia ha instalado en Donetsk inspeccionó los colegios electorales y prometió que el proceso sería “transparente”. Los líderes rusos utilizaron la misma táctica para anexionarse la península de Crimea en 2014.

Los residentes a quienes les preocupa la escalada de violencia intentan escapar de la zona. Por eso han cargado sus pertenencias en vehículos y han atestado la frontera entre Rusia y Georgia.

Entretanto, cientos de hombres que forman parte de la nueva movilización militar de Putin ya están partiendo de sus hogares. Algunos dicen que solo les avisaron con unas pocas horas de antelación.

Por otro lado, las protestas se han propagado por toda Rusia y más de 1.000 personas han sido detenidas.