La Asamblea General de la ONU pone en el centro de atención a Rusia

En la Asamblea General de la ONU, líderes mundiales hicieron referencia a sus pares, incluso a uno que no está presente. El miércoles, Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania, habló sobre la situación reciente de la guerra en su país y sobre el presidente ruso, Vladímir Putin, sin decir su nombre.

Zelenski dijo: “Solo hay una entidad dentro de los Estados miembros de la ONU que, interrumpiendo mi discurso, podría decir que está feliz con la guerra”.

El mandatario ucraniano recibió un permiso especial para dar su discurso a través de un video. Dijo que Rusia merece un castigo por los crímenes que ha cometido contra Ucrania. Agregó que debería retirársele su derecho de veto en el Consejo de Seguridad.

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, también habló de Putin, y lo acusó de buscar la “extinción” de Ucrania y su pueblo.

Biden señaló: “Un miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU ha invadido a su vecino, en un intento de borrar del mapa a un Estado soberano. Rusia ha violado descaradamente los principios fundamentales de la Carta de las Naciones Unidas”.

El mandatario estadounidense, posicionándose como protector del orden internacional, señaló a Putin como una amenaza. Dijo que es de su conocimiento que el líder ruso ha amenazado, a través de un discurso en televisión, poner en servicio su arsenal nuclear. Biden también tildó a Putin de “irresponsable” e incluso de “temerario”.

El presidente estadounidense subrayó cómo la invasión y la interrupción de las exportaciones han causado hambruna en países lejanos a Ucrania y solicitó fondos suplementarios de dos mil novecientos millones de dólares para restaurar la seguridad alimentaria. También exhortó a otros líderes a persistir en los esfuerzos para hacer que Rusia rinda cuentas.