Primer ministro de Japón exhorta a una pronta entrada en vigor del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares

Kishida Fumio, primer ministro de Japón, solicitó la cooperación de la comunidad internacional para acabar con los ensayos nucleares.

El mandatario japonés se encuentra en Nueva York para asistir a la Asamblea General de la ONU. El miércoles estuvo presente en una reunión de primeros mandatarios en aras de la entrada en vigor del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares.

Este pacto tiene el objetivo de prohibir por completo cualquier explosión por ensayos con armas nucleares y cualquier otra explosión nuclear. Ha sido ratificado por 174 países, Japón entre ellos, pero no ha entrado en vigor, ya que potencias nucleares tales como los Estados Unidos o China no lo han refrendado.

Kishida dijo que la invasión rusa de Ucrania ha complicado todavía más el ya de por sí sinuoso camino hacia un mundo libre de armas nucleares. Sin embargo, añadió, no importa lo difícil que sea el camino, es necesario seguir avanzando.

Hizo hincapié en la necesidad de llevar a cabo esfuerzos específicos para conseguir que el tratado entre en vigor a la brevedad posible y que todos los países se adhieran a él.

Kishida también subrayó la importancia de fortalecer el proceso de verificación del tratado y continuar exhortando a las naciones que no lo han firmado a que se integren al mismo.

Además, expresó su disposición para continuar brindando apoyo con el fin de mejorar la gestión del pacto en la región Asia-Pacífico.

El mandatario japonés instó a sus homólogos a formar parte de los esfuerzos férreos para promover posturas realistas y prácticas que ayuden a materializar un mundo libre de armas nucleares, a través de los debates en la cumbre del G7, que se celebrará el próximo año en Hiroshima.