Tifón Nanmadol o número 14 se aproxima al sudoeste de Japón

Las autoridades meteorológicas de Japón han emitido una alerta de emergencia por vientos muy fuertes, oleaje alto y marejadas ciclónicas en la prefectura de Kagoshima, sudoeste del país. Advierten que un tifón muy fuerte podría ocasionar el tipo de desastres que solo ocurren una vez en varias décadas.

El ojo del tifón Nanmadol, o número 14 según el sistema japonés, se encontraba al sur de la región de Kyushu en la mañana del domingo, desplazándose lentamente en dirección nornoroeste. Se prevé que se aproxime a Kyushu o incluso toque tierra el lunes.

La Dirección de Meteorología de Japón pronostica vientos de hasta 180 kilómetros por hora en el norte y el sur de Kyushu, así como en las islas Amami, con ráfagas máximas de 252 kilómetros por hora hoy domingo.

En el sur de Kyushu podrían producirse precipitaciones de hasta 600 milímetros en un período de 24 horas hasta la mañana del lunes.

Los meteorólogos advierten también que, tratándose de un tifón de gran tamaño, la lluvia y el viento podrían intensificarse incluso en zonas alejadas de su centro. Se anticipan copiosas precipitaciones en el oeste y en algunas partes del este de Japón hasta el lunes, inclusive. Se prevé que el tifón se dirija al noreste y atraviese Honshu, la mayor isla de Japón, el martes.

Debido al tifón, se han cancelado vuelos en aeropuertos de todo el país. Hasta las 6 a. m. del domingo, las aerolíneas Japan Airlines (JAL) y All Nippon Airways (ANA) habían decidido cancelar más de 500 vuelos programados para este día. Otras compañías aéreas también han cancelado vuelos.

Asimismo, el Grupo Ferrocarriles de Japón anunció que el servicio de trenes bala se verá afectado el domingo y el lunes. La empresa gestora de la línea Kyushu Shinkansen informó la suspensión del servicio entre las estaciones de Kumamoto y Kagoshima-Chuo durante todo el domingo, así como del servicio entre las estaciones de Hakata y Kumamoto desde alrededor del mediodía.