Ministros de Comercio del G7 censuran la invasión de Ucrania y se comprometen a reforzar las cadenas de suministro

Los ministros de Comercio de las naciones que forman el Grupo de los Siete han condenado a Rusia por su invasión a Ucrania y se han comprometido a reforzar las cadenas de suministro.

El jueves, al finalizar su reunión en Alemania, emitieron un comunicado conjunto en el que señalan que la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania ha provocado interrupciones en la producción agrícola, en las cadenas de suministro y en el comercio. Agregan que esto preocupa especialmente a los países menos desarrollados y a los que se encuentran en vías de desarrollo.

Los ministros manifestaron que están decididos en su compromiso de someter a Rusia a sanciones sin precedentes en defensa del orden internacional basado en normas. En su comunicado indican que seguirán coordinando medidas futuras de comercio e inversión para apoyar los esfuerzos de recuperación de Ucrania.

En cuanto a las recientes crisis que han expuesto vulnerabilidades económicas, los ministros del G7 aseguran que continuarán estudiando nuevas oportunidades de colaboración para fomentar la solidez de las cadenas de suministro.

Además, en el documento se comprometen a incrementar los esfuerzos encaminados a conseguir un ámbito comercial igualitario utilizando los mecanismos existentes de una forma más eficaz y elaborando normas más estrictas dirigidas a prácticas ajenas al mercado.

Al parecer, los ministros tenían a China en mente con estas declaraciones. Pekín ha sido acusado de realizar prácticas injustas, como forzar a compañías de otros países a transferir tecnología y otorgar un trato preferente a empresas estatales del gigante asiático.