Los presidentes de China y Rusia se reúnen en Uzbekistán de forma paralela a una cumbre regional

El presidente chino, Xi Jinping, y su homólogo ruso, Vladímir Putin, se reunieron el jueves en Uzbekistán, de forma paralela a una cumbre de dos días de la Organización de Cooperación de Shanghái. Esta está formada por ocho miembros, incluidos India y Pakistán; Irán actúa de observador, pero durante esta cumbre, que concluye el viernes, podría convertirse en miembro de pleno derecho.

Al comienzo de las conversaciones, Putin dijo que Rusia aprecia en gran medida la postura equilibrada de China respecto a la crisis en Ucrania.

Por su parte, Xi le dijo a Putin que, a tenor de los cambios drásticos que se están produciendo en el mundo y en la historia, China colaborará con Rusia para ejercer el liderazgo como otra gran potencia.

Vladímir Putin afirmó que Rusia apoya con firmeza el principio de una sola China que propugna Pekín, y acusó a Estados Unidos y a sus aliados de llevar a cabo acciones de provocación en el estrecho de Taiwán.

Esta reunión tiene lugar en momentos en los que las fuerzas rusas siguen sufriendo reveses en Ucrania y los países occidentales están incrementando las sanciones.

Este es el primer viaje internacional de Xi Jinping en más de dos años y medio. Está preparándose para el Congreso Nacional del Partido Comunista del próximo mes, donde está previsto que se presente para un tercer mandato como líder de la formación, un hecho sin precedentes.