El PMA advierte que la escasez de alimentos en todo el mundo podría empeorar el año próximo

Una representante del Programa Mundial de Alimentos (PMA) advierte que la escasez de comestibles en todo el mundo podría empeorar el año próximo, a pesar de que Ucrania reanudó la exportación de cereales en agosto.

El lunes, durante una entrevista con nuestra emisora, Corinne Fleischer, directora regional del PMA para Oriente Próximo, el norte de África y Europa Oriental, calificó como un importante paso adelante la reanudación de las exportaciones agrícolas desde Ucrania, país sumido en la guerra.

No obstante, indicó que la invasión rusa había provocado una situación caótica en las zonas agrícolas y en la infraestructura de Ucrania, incluyendo las regiones del este, donde por lo general se producen muchos alimentos. Otro factor a tener en cuenta, señaló, es que los agricultores se hallan ahora en el frente de batalla.

Fleischer calculó que la cosecha de cereales ucranianos en la próxima temporada será aproximadamente un 30 % menor que la de la actual, que fue abundante y se cosecharon 100 millones de toneladas.

Advirtió de un posible descenso en la producción agrícola mundial. Según nuestra entrevistada, los agricultores en todo el planeta se están viendo en aprietos para adquirir fertilizantes debido al repunte en los precios. Citó como razón que Rusia, uno de los principales fabricantes de estos productos, ha restringido las exportaciones.

Fleischer también señaló que se esperan efectos adversos en la seguridad alimentaria global debido a condiciones meteorológicas anómalas como las inundaciones en Pakistán y las sequías en China y Europa.

Afirmó que el problema de este año es que la gente no puede comprar alimentos porque los precios han aumentado drásticamente. Advirtió que, si esta tendencia continúa en 2023, podría no haber suficiente comida para alimentar al mundo.

Fleischer instó a Japón, que el año próximo presidirá las reuniones del Grupo de los Siete, a abordar este asunto en las próximas conferencias.