Estudio revela que estarían muriendo más personas en Japón tras desarrollar síntomas moderados de COVID-19

El Centro Nacional para la Salud y la Medicina Globales de Japón ha indicado que está aumentando el porcentaje de personas que fallecen tras desarrollar síntomas moderados de COVID-19. Agregó que muchas de ellas tenían patologías previas que empeoraron después de contagiarse con el coronavirus.

El centro analizó los datos de 2.861 pacientes de COVID-19 que habían perecido tras ser ingresados en hospitales de todo el país hasta el final de agosto.

Señaló que el 42 % de los que fallecieron en la quinta ola, en el verano boreal de 2021, había desarrollado síntomas graves. Este porcentaje cayó al 13 % en la sexta ola, que se produjo a principios de este año. Solo el 5 % de los que murieron en la séptima ola, ocurrida en los últimos meses, presentó síntomas graves.

Por otro lado, el 57 % de los que fallecieron en la quinta ola tenían síntomas moderados, porcentaje que aumentó marcadamente a un 83 % en la sexta ola y a un 89 % en la séptima.

El centro afirma que cada vez menos pacientes de COVID-19 han llegado a tener neumonía grave en Japón debido al incremento de la tasa de vacunación, pero indica que ha aumentado el número de personas que mueren porque el coronavirus ha provocado un empeoramiento de sus patologías previas.

Ohmagari Norio, director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades, fue el encargado de realizar el análisis. Declaró que el estudio muestra que los ancianos con enfermedades crónicas a menudo se debilitan y perecen después de que el virus comience a afectar a sus órganos, incluso en casos en los que solo desarrollan síntomas moderados.

Agregó que, aunque hay quien considera que la COVID-19 ya no es una enfermedad letal, la mayoría de esos pacientes no habría muerto si no la hubiera padecido.

Ohmagari considera que la población debería seguir tomando medidas anticontagio, además de vacunarse con la pauta completa, para evitar que se desarrollen síntomas graves.