Titular de la ONU pide al mundo que ayude a Pakistán a sobreponerse de las inundaciones

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, pidió al mundo ayuda para Pakistán, país que sufre las consecuencias de devastadoras inundaciones.

Desde mediados de junio, varias regiones de Pakistán han recibido lluvias mucho más copiosas que la media anual. Los aguaceros han causado inundaciones en muchas zonas.

El Gobierno pakistaní dio a conocer que alrededor de una tercera parte del territorio nacional se ha anegado, con un saldo de 1.396 muertes y casi 33 millones de personas damnificadas.

La Administración calcula que el daño sufrido por la economía y la agricultura del país supera los 30.000 millones de dólares.

El sábado, segundo día de su estancia en Pakistán, Guterres visitó la devastada provincia de Sindh, en el sur del país, junto al primer ministro Shehbaz Sharif y otros dignatarios.

Tras escuchar explicaciones de las autoridades locales sobre el impacto del desastre, Guterres declaró: “Es difícil no conmoverse profundamente al escuchar descripciones tan detalladas de una tragedia”.

El titular de la ONU atribuyó el desastre al cambio climático. Pidió más esfuerzos para mitigar el calentamiento global e hizo un llamamiento por asistencia para Pakistán.