Fallece la reina Isabel II de Inglaterra a los 96 años de edad

La reina Isabel II de Inglaterra, que tuvo el reinado más prolongado de la historia británica tras permanecer en el trono 70 años, falleció el jueves por la tarde a los 96 años de edad.

La monarca llevaba meses teniendo problemas de movilidad, pero en los últimos días sus médicos habían estado cada vez más preocupados por su salud.

Esto la había obligado a cancelar numerosas apariciones públicas. Estuvo la mayor parte del tiempo en el castillo de Windsor, su residencia en las afueras de Londres. No obstante, retomó su rutina estival de regresar a Balmoral, en Escocia, uno de sus lugares favoritos, donde falleció.

Su hijo, el príncipe Carlos, que era el primero en la línea de sucesión a la corona, se ha convertido en el nuevo rey con el nombre de Carlos III. Ha manifestado que es un momento de “suma tristeza” para los miembros de su familia y que le reconfortará saber que la reina gozaba del “respeto y el profundo afecto” de tantas personas.

Por su parte, la primera ministra briánica, Liz Truss, la elogió diciendo que “era el espíritu mismo de Gran Bretaña”. Dijo también que la reina Isabel II fue la roca sobre la que se construyó el Reino Unido moderno, y que su país ha crecido y florecido bajo su reinado.

El primer ministro de Japón, Kishida Fumio, ha expresado sus condolencias. Dijo que la reina había desempeñado un papel excepcional para promover la paz y la prosperidad mundiales, y que supone una enorme pérdida no solo para los británicos, sino también para la comunidad internacional. Añadió que Japón estará junto a los ciudadanos del Reino Unido a la hora de superar este profundo dolor.

En Londres, los ciudadanos tendrán la oportunidad de presentar sus respetos. Las autoridades están ultimando los planes para un funeral de Estado, que tendrá lugar en la abadía de Westminster en el plazo de dos semanas.