Gobierno japonés entregaría unos 350 dólares a familias de bajos ingresos en respuesta al alza de los precios

El Gobierno de Japón estudia la posible entrega de una suma de alrededor de 350 dólares a las familias de bajos ingresos para ayudarlas a hacer frente al marcado aumento de los precios de la energía y los alimentos.

La idea es parte del plan del primer ministro Kishida Fumio de apoyar ininterrumpidamente a los negocios y familias que sufren dificultades debido al alza de los precios generada por el prolongado impacto de la invasión rusa de Ucrania.

El Gobierno se propone entregar el dinero a las familias exentas del impuesto a la residencia. Extraería del presupuesto fiscal de este año los más de 6.000 millones de dólares necesarios.

La elaboración del plan está en su etapa final, que incluye deliberaciones entre el Gobierno y los partidos en el poder. Los funcionarios responsables esperan conseguir la aprobación del proyecto el viernes, en una reunión de un comité especial del Gobierno.