Rusia anula acuerdos bilaterales con Japón relacionados con islas frente a las costas de Hokkaido

Rusia dio a conocer la anulación de acuerdos bilaterales con Japón que permitían a exresidentes japoneses visitar sin visa cuatro islas en poder ruso.

Rusia controla las islas. Japón las reclama. El Gobierno japonés sostiene que fueron ocupadas ilegalmente después de la Segunda Guerra Mundial.

El lunes, el Kremlin anunció de manera unilateral la anulación de los acuerdos bilaterales y ordenó a su Ministerio de Exteriores que notificara de ello al Gobierno japonés.

Se piensa que la medida es una represalia por las sanciones que Japón aplica sobre Rusia desde su invasión de Ucrania.

En 1991, Tokio y Moscú llegaron a un acuerdo en relación con lo que se conoce como un programa de intercambio en las cuatro islas que permite las visitas sin visado a fin de promover la interacción entre los exresidentes y los actuales habitantes de ellas.

En 1999 se firmó un acuerdo adicional denominado “visitas sin visado” para permitir a exresidentes y sus familiares viajar a sus localidades de origen en las islas.

Aproximadamente 30.000 japoneses y rusos han participado en los intercambios.

En marzo, el Ministerio de Exteriores ruso dio a conocer que el Gobierno suspendería los intercambios sin visado. Agregó que cancelaría las conversaciones para la firma de un tratado de paz con Japón a manera de respuesta a sus sanciones.

Asimismo, la cancillería rusa señaló que toda la responsabilidad de este asunto recaía en el Gobierno japonés, al que culpó de haber asumido una postura antirrusa.

Japón impuso sanciones a Rusia en concordancia con otros miembros del Grupo de los Siete.