Alemania presenta un paquete de asistencia de 64 mil millones de dólares para hacer frente a la elevada inflación que sufre

Alemania ha presentado un cuantioso paquete de asistencia para ayudar a los residentes a hacer frente al aumento de los precios de la energía, entre otros.

El plan se ha elaborado en momentos en los que el suministro de gas natural ruso ha caído marcadamente.

El canciller alemán, Olaf Scholz, ha declarado que Rusia ya no es un proveedor fiable de energía y que eso es algo que forma parte de la nueva realidad. Agregó que su Gobierno ya se ha preparado para esta situación.

Scholz indicó que se van a destinar 65 mil millones de euros, unos 64 mil millones de dólares, a asistencia financiera dirigida a ayudar tanto a ciudadanos como a empresas a hacer frente a la elevada inflación.

El plan incluye pagos únicos a pensionistas y estudiantes y también cubrirá reducciones parciales en la factura de la electricidad.

Scholz subrayó que la medida entrará en vigor antes de que comience la temporada invernal, en la que se hace uso de calefacción.

El desplome en la cantidad de gas natural ruso que llega a través del gasoducto Nord Stream ha provocado un marcado incremento en el precio de la energía tanto en Alemania como en otras naciones europeas.

Este descenso se ha producido después de la invasión rusa de Ucrania, que comenzó en febrero.

La situación se ha agravado recientemente debido a la decisión de Moscú de cerrar el gasoducto. Los funcionarios rusos han aducido que se ha descubierto un problema durante una inspección.