Filipinas cancela las conversaciones con China dirigidas a explotar conjuntamente recursos energéticos

El secretario de Asuntos Exteriores de Filipinas ha comunicado que su país ha cancelado las conversaciones con China sobre la explotación conjunta de petróleo y gas en el mar de la China Meridional.

Teodoro Locsin anunció el jueves en un discurso pronunciado en Manila, la capital, que el presidente saliente, Rodrigo Duterte, había ordenado la completa finalización del diálogo.

Hay zonas del mar de la China Meridional que son reclamadas tanto por Filipinas como por China. A pesar de las disputas territoriales, Duterte firmó en 2018 un memorando con el presidente chino, Xi Jinping, para la exploración conjunta de recursos.

Posteriormente, Pekín propuso un proyecto coordinado en la zona económica exclusiva filipina. Para llevarlo a cabo, puso como condición que se dejara de lado un dictamen de arbitraje internacional que rechazaba las reivindicaciones del gigante asiático sobre la mayor parte del mar de la China Meridional. Los dos países habían estado dialogando sobre cómo llevar a cabo el plan.

Locsin declaró que han pasado tres años y no se ha conseguido el objetivo de explotar petróleo y gas, que son recursos imprescindibles para Filipinas, pero no tanto como para pagar con su soberanía. Agregó que no cederían ni una partícula de ella.

Además, instó a la Administración entrante a que proteja la soberanía de Filipinas.

Ferdinand Marcos hijo, el presidente electo, jurará el cargo el 30 de junio.