Observadores de la OTAN expresan su postura en la reunión del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares

El miércoles, durante la segunda jornada de la primera reunión de los Estados partícipes del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, países de la OTAN que asistieron como observadores expresaron su disposición para promover el desarme nuclear.

Esta reunión fue inaugurada el martes en Viena, Austria.

Las naciones de la OTAN no han firmado el tratado ya que se encuentran bajo el llamado paraguas nuclear. Representantes de algunos países miembros de la organización asistieron como observadores a esta conferencia de tres días.

El jefe de la delegación de Noruega señaló que el ataque militar ruso a Ucrania ha alterado fundamentalmente el panorama de seguridad de Europa. Dijo que Noruega apoya totalmente la postura nuclear de la OTAN y agregó que su país busca un diálogo constructivo entre todos los Estados para llevar adelante el desarme nuclear y evitar la polarización en esta área, a pesar de que se hayan elegido diferentes caminos y herramientas para llegar al objetivo de eliminarlas por completo.

Por su parte, el representante principal de los Países Bajos comparó el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares con el Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares. El delegado expresó sus esperanzas de que ambos acuerdos se complementen para conseguir finalmente el objetivo.

El titular de la delegación de Alemania dijo que comparten por completo la aspiración de un mundo libre de armas nucleares. Señaló que Rusia está amenazando con usar armas atómicas y que China está expandiendo su arsenal nuclear tanto en tamaño como en sofisticación y que, en estas condiciones, un diálogo con mente abierta y un debate honesto son lo esencial.