Okinawa conmemora el 77.º aniversario del final de las batallas terrestres de la Segunda Guerra Mundial

Hoy jueves, la prefectura de Okinawa, en el sur de Japón, conmemora el 77.º aniversario del final de las cruentas batallas terrestres que tuvieron lugar en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial.

La lucha entre las fuerzas japonesas y estadounidenses de 1945 en las islas okinawenses se cobró la vida de más de 200.000 personas. Uno de cada cuatro residentes de la prefectura murió.

El 23 de junio se considera el último día de la lucha organizada del Ejército de Japón. Cada año, Okinawa celebra para esa fecha una ceremonia en el Parque Conmemorativo de la Paz de la ciudad de Itoman con el fin de recordar a los fallecidos.

Hacer llegar a las futuras generaciones lo vivido durante la guerra es una tarea que se está complicando a medida que pasa el tiempo. Para octubre de 2020, cerca del 90 % de la población okinawense había nacido después de la Segunda Guerra Mundial.

Las cuevas fueron un elemento clave durante el conflicto; han recibido visitas de estudiantes que participaban en programas de educación para la paz. Sin embargo, algunas se han deteriorado y es imposible acceder a ellas.

Por otro lado, en 2022 se cumplieron 50 años de la restitución de Okinawa a Japón después de permanecer bajo la administración de Estados Unidos una vez terminó la guerra. Antes de la devolución, los okinawenses esperaban que la prefectura fuera un lugar pacífico y libre de bases militares estadounidenses. No obstante, cerca del 70 % de las instalaciones de las fuerzas de Estados Unidos en Japón se concentran en Okinawa.