Comienzan las campañas electorales para los comicios de la Cámara Alta de Japón

Están oficialmente en marcha las campañas electorales para los comicios de la Cámara Alta del Parlamento japonés. La votación, programada para el 10 de julio, ofrecerá un indicio de la opinión pública acerca del actual Gobierno, nueve meses después de su inauguración.

Se prevé que los candidatos expongan cómo harán frente al alza de los precios tras la invasión rusa de Ucrania. Otros temas claves de las campañas serán, seguramente, las relaciones exteriores y la seguridad nacional.

Los miembros de la Cámara Alta ocupan el cargo por seis años. Se celebran elecciones cada tres años, con la mitad de los escaños en juego.

En esta oportunidad, se trata de 124 puestos parlamentarios más uno extra para llenar una vacante en la otra mitad de la cámara.

Setenta y cinco de ellos se decidirán sobre la base de los distritos electorales en todo Japón. Los 50 restantes se asignarán a candidatos elegidos por el sistema de representación proporcional.

El primer ministro Kishida Fumio declaró que su coalición gobernante se propone mantener la mayoría de escaños en la Cámara Alta. Eso requeriría obtener al menos 56 de los puestos en contienda.

Otro punto de interés será si la coalición en el poder y otros partidos a favor de enmendar la Constitución logran controlar dos tercios de la cámara. Esa es la mínima proporción de escaños requerida en ambas cámaras para someter cualquier propuesta de reforma constitucional a un referéndum nacional.

Las campañas oficiales continuarán hasta el 9 de julio, un día antes de la fecha de las elecciones.