Familiares de japoneses secuestrados por Corea del Norte instan al mundo a cooperar para conseguir su repatriación

Un grupo de familiares de japoneses secuestrados hace décadas por Corea del Norte instó a la comunidad internacional a cooperar para conseguir la repatriación de sus seres queridos.

El grupo participó el jueves en un simposio en línea de la ONU sobre el asunto de los secuestros que fue organizado conjuntamente por Japón, Estados Unidos, Australia y la Unión Europea.

Yokota Takuya, hermano menor de Yokota Megumi, secuestrada en 1977, hizo un llamamiento al esfuerzo internacional para resolver el asunto.

Yokota, quien encabeza un grupo de familiares, puso en duda que la comunidad global esté ejerciendo suficiente presión sobre Corea del Norte para resolver el problema. Instó al líder norcoreano, Kim Jong Un, a permitir que vuelvan a Japón de inmediato todos los secuestrados.

Por su parte, Iizuka Koichiro, hijo de la secuestrada Taguchi Yaeko, señaló que, si Pionyang permite el regreso de los secuestrados, los familiares no se opondrán a que se tomen medidas para normalizar las relaciones entre Japón y Corea del Norte ni pedirán a los repatriados que divulguen secretos. Agregó que lo único que los familiares quieren es vivir juntos de manera apacible.

Iizuka hizo hincapié en que algunos familiares, como el hermano mayor de Taguchi, Iizuka Shigeo, fallecieron antes de poder reunirse con sus seres queridos y puso de manifiesto que la cuestión de los secuestros se debe resolver lo más pronto posible.

El Gobierno japonés sostiene que por lo menos 17 ciudadanos fueron secuestrados por agentes norcoreanos en las décadas de 1970 y 1980. Cinco de ellos volvieron a Japón en 2002, pero se desconoce el paradero de los otros 12.