Uso de la mascarilla y medidas contra los golpes de calor (3) Tomemos la decisión de acuerdo con las circunstancias

NHK responde a las dudas de los oyentes acerca del nuevo coronavirus. Usar mascarilla para prevenir infecciones de COVID-19 puede ser desventajoso cuando hace mucho calor. En esta serie les proporcionamos información sobre la manera de usarla con mayor eficacia y evitar al mismo tiempo los golpes de calor ahora que está aumentando la temperatura veraniega. Hoy analizaremos la opción de decidir si nos la ponemos o no de acuerdo con las circunstancias.

Hirata Akimasa, profesor del Instituto Tecnológico de Nagoya, comenta que debemos mantenernos atentos ante los posibles golpes de calor, en particular durante esta temporada veraniega en que no solo la temperatura, sino también la humedad, aumentan. Advierte que cuando la gente usa mascarilla, tiende a olvidar lo sedienta que está y eso puede hacer que se reduzca su ingesta de líquidos. Hirata explica que los golpes de calor ocurren cuando nuestro cuerpo pierde agua y la temperatura corporal aumenta, por lo que nos recomienda ser conscientes de lo necesario que es beber mucho líquido, ya que hay un elevado riesgo de sufrir deshidratación si no ingerimos una cantidad suficiente.

Con respecto a cuándo decidir si usamos o no la mascarilla, el profesor considera que es apropiado que nos la quitemos si nos mantenemos a una distancia razonable de otras personas. Por otra parte, indica que debemos ponérnosla en lugares donde hay un alto riesgo de infección. Concluye diciendo que lo más importante es que consideremos nuestra decisión tomando en cuenta el lugar y las circunstancias.

Esta información fue actualizada el 14 de junio de 2022.

Para más información sobre cuestiones de la pandemia, visite la sección de “Preguntas y respuestas acerca del coronavirus” en nuestro sitio web.