Uso de la mascarilla y medidas contra los golpes de calor (2) ¿Las mascarillas conllevan riesgos?

NHK responde a las dudas de los oyentes acerca del nuevo coronavirus. Usar mascarilla para prevenir infecciones de COVID-19 puede ser desventajoso cuando hace mucho calor. En esta serie les proporcionamos información sobre la manera de usarla con mayor eficacia y evitar al mismo tiempo los golpes de calor ahora que está aumentando la temperatura. Hoy echaremos un vistazo a si usar mascarilla conlleva el riesgo de sufrir golpe de calor.

Hirata Akimasa, profesor del Instituto Tecnológico de Nagoya y miembro de un equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que analiza los riesgos que representan los golpes de calor, señala que en estudios anteriores se ha demostrado que el uso de la mascarilla afecta de manera casi imperceptible a la temperatura corporal, a excepción de las áreas que cubre y de las que se hallan inmediatamente a su alrededor. Agrega que la temperatura corporal de quienes la usan se eleva entre 0,06 y 0,08 grados centígrados, una cifra muy por debajo de 1 grado, que representa un indicador aproximado de riesgo de golpe de calor.

Según el profesor Hirata, esto denota que usar mascarilla probablemente no conduzca a un aumento significativo en la posibilidad de sufrir golpe de calor. Sin embargo, advierte que si la persona hace mucho ejercicio mientras la lleva puesta, podría aumentar el riesgo de padecerlo.

Por otra parte, indica que hay pocos datos con respecto al uso de mascarilla entre los niños de corta edad y el riesgo de golpes de calor. Asimismo, insta a los padres y a otras personas a tomar más precauciones contra ese peligro, procediendo de acuerdo con las directrices gubernamentales.

Esta información fue actualizada el 13 de junio de 2022.

Para más información sobre cuestiones de la pandemia, visite la sección de “Preguntas y respuestas acerca del coronavirus” en nuestro sitio web.