Estados Unidos y sus aliados acuerdan continuar ejerciendo presión contra Corea del Norte

Líderes de Estados Unidos y países aliados esperan disuadir a las autoridades de Corea del Norte de efectuar más pruebas de misiles y otros actos de provocación.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, se reunió con el ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, Park Jin, en Washington el lunes para debatir sobre su estrategia de “disuasión extendida”.

Blinken señaló que el objetivo es lograr una “región pacífica y estable” y que continuarían ejerciendo presión hasta que la cúpula norcoreana modifique su curso.

Park señaló que cualquier tipo de provocación, incluyendo un ensayo nuclear, recibirá una respuesta unida y firme.

Blinken y Park dijeron que continúan abiertos al diálogo. Sin embargo, indicaron que han revivido un grupo estratégico creado para disuadir a Pionyang. También reintrodujeron un acuerdo firmado con Japón para compartir datos de inteligencia, conocido como GSOMIA.

El mes pasado, la Administración Biden impuso más sanciones contra Corea del Norte. Blinken señaló que están preparados para implementar nuevas medidas punitivas.