Rusia entrega pasaportes a residentes de zonas ocupadas en Ucrania

Rusia emitió pasaportes a residentes de ciudades controladas por este país en el sur y el sureste de Ucrania.

Los pasaportes fueron entregados a residentes de la ciudad central de Jersón, en la sureña región ucraniana homónima, y Melitopol, en la región suroriental de Zaporiyia. Las fuerzas rusas controlan de facto ambas ciudades.

La agencia de noticias estatal rusa ha dicho que 23 ciudadanos de Jersón que habían solicitado pasaportes rusos los habían recibido.

El presidente ruso, Vladímir Putin, firmó un decreto en mayo para simplificar el procedimiento de obtención de estos documentos.

Es la primera vez que se emiten pasaportes rusos a ciudadanos ucranianos basándose en el decreto.

El Gobierno de Ucrania reaccionó con indignación ante la acción rusa, calificándola de flagrante violación de la soberanía e integridad territorial del país.

Los medios ucranianos informaron que muchos ciudadanos fueron obligados a presentar solicitudes de pasaporte después de ser llevados a Rusia o forzados a abandonar sus hogares a raíz de la invasión rusa.

El vicepresidente de la asamblea regional de Jersón también protestó en las redes sociales, señalando que los residentes locales rechazan cualquier oferta de pasaportes o ciudadanía rusos, y que demostrarán que la reconstrucción del Imperio Ruso es imposible.

El Gobierno de Putin ha estado impulsando esta política de otorgar pasaportes y ciudadanía rusos a residentes ucranianos de las partes ocupadas por Moscú en las regiones orientales ucranianas de Donetsk y Lugansk.

Ucrania está redoblando la alerta por la posibilidad de que Rusia aumente sus intentos de reforzar la ocupación y el control de territorios ucranianos y cambie el “statu quo” en esos lugares.