Japón, EE. UU. y Australia manifiestan su rechazo a las crecientes actividades marítimas chinas

Los titulares de Defensa de Japón, los Estados Unidos y Australia se reunieron al margen del Diálogo de Shangri-La, un foro de seguridad asiática que se está celebrando en Singapur.

En una declaración conjunta, el ministro de Defensa japonés, Kishi Nobuo, el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, y el ministro de Defensa australiano, Richard Marles, expresaron su preocupación por el entorno de seguridad cada vez más severo en el mar de la China Oriental.

Teniendo en mente las crecientes actividades marítimas de China, los máximos representantes de Defensa de los tres países expresaron su fuerte rechazo a cualquier intento coercitivo y unilateral para cambiar el “statu quo” y elevar la tensión.

Asimismo, mostraron su profunda preocupación por la situación en el mar de la China Meridional y acordaron rechazar con vehemencia lo que consideran el reclamo ilegítimo de China acerca de sus intereses y actividades marítimos.

También hicieron hincapié en la importancia de la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán y señalaron que los problemas en esa región se deben resolver pacíficamente.

Del mismo modo, acordaron tomar medidas concretas y prácticas para garantizar la seguridad y la estabilidad de la región indopacífica, incluyendo el fortalecimiento de las maniobras militares conjuntas para mejorar el estado de preparación de sus países.

Las medidas incluyen proteger los recursos militares extranjeros por parte de las Fuerzas de Autodefensa de Japón, un hecho que se ha podido materializar después de que se promulgara la ley de seguridad japonesa en 2016.