Rusia fortalece su ofensiva en Lugansk, oriente de Ucrania  

El Ejército de Rusia está fortaleciendo su ofensiva en Lugansk, oriente de Ucrania, lo que ha forzado a los ucranianos a hacer frente a cruentas batallas. No obstante, las fuerzas rusas se encuentran a la defensiva en Jersón y otras regiones del sur.

El miércoles, un portavoz del Ministerio de Defensa de Ucrania declaró que los peores enfrentamientos se están padeciendo en el bastión ucraniano de Severodonetsk, en el este. El funcionario dijo que las fuerzas enemigas no escatiman equipamiento ni personal.

Serhii Haidai, gobernador de Lugansk, dijo a medios locales que la situación en Severodonetsk es grave. Agregó que las fuerzas especiales recapturaron cerca de la mitad de la ciudad hace dos días, pero que los bombardeos aéreos y terrestres se han intensificado, lo que ha obligado a los ucranianos a dirigirse a los suburbios.

Autoridades ucranianas dijeron que las fuerzas rusas están buscando hacerse con el control de Severodonetsk para el viernes.

Mientras tanto, en el sur, el Ejército de Rusia se mantiene a la defensiva ya que ha concentrado sus recursos en el este.

El miércoles, una agencia noticiosa ucraniana citó a un exlíder de las fuerzas separatistas prorrusas, quien habría dicho que los rusos retrocedieron varios kilómetros en las regiones de Jersón y Nicolaiev.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Reino Unido señaló, en su actualización de información de inteligencia el miércoles, que los rusos están concentrando su ofensiva en el este, mientras mantienen la defensa en los flancos. Además, dijeron, las fuerzas ucranianas han comenzado a contratacar en Jersón y han conseguido retomar posiciones en la orilla este de un importante río.