La ONU exige a China y Rusia que expliquen las razones por las que vetaron las sanciones contra Corea del Norte 

El mes pasado, delegados del Consejo de Seguridad de la ONU intentaron imponer sanciones más severas a Corea del Norte como penalización por llevar a cabo pruebas de misiles. Sin embargo, China y Rusia vetaron la propuesta. El miércoles, ambos países tuvieron que explicar sus razones.

Este año, la Asamblea General aprobó una resolución que exige a los delegados exponer las razones para hacer uso de su derecho de veto. Esta es la primera vez que cualquiera de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad tuvo que hacerlo.

Zhang Jun, embajador de China ante la ONU, dijo que las tensiones no deben escalarse y agregó que el diálogo y la consulta son la única forma de resolver las cuestiones con Corea del Norte.

El embajador dijo que, por el contrario, las sanciones deben relajarse, una propuesta de la que se hizo eco la embajadora adjunta rusa. Zhang también culpó a los líderes estadounidenses por fortalecer las alianzas militares en la región Indopacífica.

No obstante, Jeffrey DeLaurentis, delegado de Estados Unidos ante la ONU para asuntos políticos especiales, rechazó las declaraciones. Dijo que las explicaciones sobre el uso del derecho de veto fueron insuficientes, poco creíbles y no convincentes. Agregó que su finalidad no es servir a la seguridad colectiva. DeLaurentis dijo que las sanciones propuestas fueron una respuesta a la escalada en las tensiones, no la causa de estas.

Odawara Kiyoshi, representante de Japón, señaló que los norcoreanos no han enfrentado una “fuerte reacción” por parte del Consejo de Seguridad. Dijo que están aprovechándose de la situación para acelerar sus programas de desarrollo nuclear y de misiles.