Japón y Vietnam tratarán de reducir la carga financiera de los aprendices vietnamitas que viajan al territorio japonés

Las autoridades de Japón y Vietnam tomarán medidas para reducir la carga financiera de los vietnamitas que vienen como aprendices técnicos al territorio nipón.

Muchos de ellos trabajan actualmente en Japón. A finales del año pasado, del total de aprendices técnicos en el país, el 58 %, o más de 160.000, eran oriundos de Vietnam.

Sin embargo, los costos de venir a Japón son muy onerosos para ellos.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores japonés, las tarifas que deben pagar los aprendices vietnamitas antes de llegar a Japón van de 3.800 a 7.600 dólares, lo que obliga a algunos de ellos a incurrir en deudas.

Entre los gastos se halla el pago a las organizaciones que envían aprendices a Japón, los costos relacionados con el estudio de la lengua japonesa y las tarifas para los agentes que les ayudan a encontrar trabajo.

Ese tipo de agentes abunda en Vietnam y algunos llegan a cobrar más de 1.500 dólares a los buscadores de trabajo.

Las autoridades japonesas y vietnamitas planean establecer un sistema que dé a los aprendices acceso gratuito a diversos tipos de información en Japón, incluyendo ofertas de empleo.

El sistema que se contempla instaurar consiste en una aplicación para teléfono inteligente en la que se pueden ver una lista con las condiciones de trabajo en las empresas japonesas que aceptan candidatos e información detallada sobre las organizaciones en Vietnam encargadas de enviar aprendices. Se espera que el sistema empiece a dar servicio de manera experimental desde el año próximo.