No cesan los encarnizados combates entre fuerzas rusas y ucranianas por el control de Severodonetsk

No cesan los combates en el este de Ucrania, donde las fuerzas rusas y ucranianas luchan por el control de Severodonetsk.

La ciudad es el último bastión ucraniano en la región y escenario de una de las más encarnizadas batallas terrestres de la guerra.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, visitó la región el fin de semana para arengar a sus soldados.

El mandatario dijo que sus héroes no ceden terreno en Severodonetsk y que sigue habiendo feroces combates en la ciudad.

Occidente se halla proporcionando armas a los soldados ucranianos.

Los líderes británicos dieron a conocer el lunes que les suministrarán armas de largo alcance.

Los lanzadores de misiles M270 pueden hacer blanco preciso en objetivos a una distancia de hasta 80 kilómetros.

Sin embargo, la ayuda ha desatado la ira de Rusia. El ministro de Exteriores Serguéi Lavrov dijo que mientras más largo sea el alcance de los sistemas que se entreguen, más se alejarán las fuerzas ucranianas de la línea de la que podría provenir la amenaza de la Federación Rusa.

Asimismo, indicó que su país responderá apoderándose de áreas más extensas de Ucrania.