Putin amenaza con nuevos ataques si se suministran cohetes de largo alcance a Ucrania

El presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió que, si se suministran cohetes de largo alcance a Ucrania, Rusia lanzará una ofensiva contra objetivos que no ha atacado hasta ahora.

Putin hizo el comentario durante una entrevista emitida el domingo por la televisión estatal rusa. La semana pasada, el Gobierno de Estados Unidos anunció que enviaría a Ucrania cuatro unidades del Sistema de Cohetes de Artillería de Alta Movilidad.

El presidente ruso subrayó que el alcance de dicho sistema es similar al de los que Ucrania ya posee y que no hay nada nuevo en ese aspecto.

Sin embargo, advirtió que, si se suministran cohetes de largo alcance a Ucrania, Rusia utilizará armamento contra objetivos que no ha atacado hasta el momento. Agregó que el país posee una cantidad suficiente de armas para hacerlo.

Entretanto, el Ejército de Ucrania anunció que bombarderos rusos que volaban sobre el mar Caspio dispararon cinco misiles de crucero hacia Kiev el domingo. Añadió que uno de ellos fue destruido en vuelo. Los medios de comunicación locales, por su parte, informaron que los otros cuatro hicieron impacto en un taller de reparación de trenes en la capital y que una persona resultó herida.

La Guardia Nacional, dependiente del Ministerio del Interior de Ucrania, publicó el domingo en una red social un video en el que, según afirma, pueden verse vehículos blindados rusos destruidos en el este de Ucrania.

El Ejército ucraniano afirmó que entre el 24 de febrero y el 5 de junio se dio muerte a unos 31.150 soldados rusos.

Por otro lado, el Ministerio de Defensa del Reino Unido, en su informe más reciente, difundido el domingo, señaló que las fuerzas rusas en la provincia de Lugansk, este de Ucrania, incluyen personal “mal equipado y entrenado” proveniente de las reservas de las fuerzas separatistas prorrusas.

El ministerio británico agregó que las fuerzas ucranianas han contraatacado en la ciudad de Severodonetsk y que probablemente hayan frenado el impulso que habían adquirido las fuerzas rusas.