Ucrania condena a Rusia por la destrucción de un histórico monasterio en Donetsk

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, condenó a Rusia por la destrucción de un histórico monasterio en la región oriental de Donetsk e instó a la comunidad internacional a expulsar a ese país de la Unesco, la agencia cultural de la ONU.

Zelenski publicó un mensaje en las redes sociales en el que afirma que Rusia, tras su invasión de Ucrania, ha destruido más monumentos del patrimonio cultural que cualquier otro país desde la Segunda Guerra Mundial.

En la región vecina de Lugansk, donde la situación es desesperada, el Ejército ruso se ufana de haber asestado un revés mortal a Severodonetsk, el último bastión ucraniano en la región.

El gobernador de Lugansk, Serhi Haidai, indicó el sábado que casi toda la ciudad había sido tomada por los rusos en un ataque a escala total. Agregó que las fuerzas rusas destruyeron puentes para impedir que los ucranianos enviaran refuerzos militares.

El Ejército ruso dio a conocer el sábado que su ofensiva había hecho que las fuerzas ucranianas perdieran un máximo del 90 % de sus unidades.

La comunidad internacional está preocupada por una escasez mundial de alimentos debido a que la guerra impide la exportación de grano de Ucrania.

Según el Ejército ruso, hay 70 barcos extranjeros atrapados en seis puertos a lo largo del mar Negro, incluyendo Jersón, Mykoláiv y Odesa. Argumenta que los buques no pueden navegar por temor a los ataques de artillería ucranianos.

Ucrania culpa a Moscú del bloqueo y afirma que los rusos dejaron minas navales en el mar.