Tribunal japonés bloquea la reanudación de las operaciones de una central nuclear en Hokkaido

En el primer veredicto de su tipo, un tribunal de Japón afirma que la central nuclear de Tomari, en Hokkaido, que está inactiva, no puede reanudar sus operaciones. El juez cita como motivo las precarias normas de seguridad contra tsunamis.

Desde 2011 más de 1.200 personas han presentado querellas contra la Compañía de Electricidad de Hokkaido, la gestora de la citada central; exigían que se prohibiera la operación de los tres reactores y que se los desmantelara.

En el fallo del martes, el presidente del tribunal dijo que, si ocurriera un gran terremoto, se prevé que un tsunami de al menos 12 metros alcanzaría la central. Añadió que la gestora no había podido demostrar que las instalaciones no fueran a sufrir problemas como la licuefacción.

Saito Takeichi, el representante de los demandantes, dijo: “Como ciudadano de la zona estoy exultante. La negativa al reinicio de las operaciones significa que la central no se volverá a poner en marcha hasta dentro de mucho tiempo. Es el primer paso para lograr nuestro objetivo: que no haya ninguna central nuclear en Hokkaido”.

Todos los reactores atómicos de Japón detuvieron sus operaciones tras el desastre de Fukushima, ocurrido en marzo de 2011.

Las gestoras que desean reactivar sus reactores deben satisfacer normas más estrictas.

La Compañía de Electricidad de Hokkaido dice que tiene previsto apelar el fallo del tribunal.