Cancilleres del G7 condenan el reciente lanzamiento de un misil balístico intercontinental norcoreano

Los ministros de Exteriores del Grupo de los Siete condenaron el reciente lanzamiento de un misil balístico intercontinental norcoreano.

Los cancilleres del G7 emitieron una declaración el lunes en la que “condenan en los términos más severos” la prueba realizada el 25 de mayo.

Indicaron que este acto “socava la paz y la seguridad internacionales, así como el régimen de no proliferación global”.

Los ministros instaron a Corea del Norte a “abandonar sus programas de armas de destrucción masiva y de misiles balísticos de manera completa, verificable e irreversible” y a aceptar las repetidas invitaciones a dialogar.

Con respecto a lo que describieron como “la ya grave situación humanitaria” en Corea del Norte, los cancilleres exhortaron a esa nación a “permitir lo más pronto posible el acceso de organizaciones humanitarias internacionales y la evaluación independiente de necesidades humanitarias tales como alimentos y medicinas”.

Asimismo, expresaron su “profunda decepción” de que el Consejo de Seguridad de la ONU no haya podido aprobar el borrador de una resolución cuyo fin era condenar los recientes lanzamientos norcoreanos de misiles balísticos y reforzar las medidas contra Pionyang.

Instaron a todos los Estados miembros de la ONU, en particular los del Consejo de Seguridad, a unirse al G7 en la condena de las acciones de Corea del Norte y a reafirmar la obligación de ese país de abandonar sus programas de armas de destrucción masiva y de misiles balísticos.

También hicieron hincapié en la necesidad de que la comunidad internacional responda de manera unida.