Familiares de japoneses secuestrados por Corea del Norte exhortan al Gobierno nipón a resolver el asunto

Los parientes de japoneses secuestrados por Corea del Norte hace décadas han instado al Gobierno de Japón a que ayude a todos los que continúan desaparecidos a volver a casa lo antes posible. También exigieron que Pionyang tome una pronta decisión para hacer realidad el regreso de sus seres queridos.

Los familiares adoptaron una resolución con estas peticiones durante una congregación que llevaron a cabo el domingo. El primer ministro, Kishida Fumio, asistió al acto que contó con la presencia de unas 800 personas.

Yokota Takuya, hermano menor de Yokota Megumi, una de las secuestradas, pronunció un discurso. Él encabeza el grupo de los familiares de las víctimas.

Yokota señaló que el grupo no se opondría a que Japón ofrezca asistencia a Corea del Norte para hacer frente al actual brote de coronavirus allí, si Pionyang prometiera regresar inmediatamente a Japón a todos los secuestrados que quedan.

Hizo hincapié en que Japón es responsable de resolver el asunto de los secuestros, no Estados Unidos ni la comunidad internacional.

El primer ministro Kishida subrayó que su Gabinete otorga máxima prioridad a la cuestión. Explicó que, durante su cumbre con el presidente estadounidense la semana pasada, Joe Biden expresó su apoyo a la solución inmediata del asunto. El mandatario japonés reiteró su determinación para reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong Un, sin condiciones.

El Gobierno de Japón afirma que al menos 17 de sus conciudadanos fueron secuestrados por agentes norcoreanos en las décadas de 1970 y 1980. Cinco regresaron en 2002, pero los otros 12 continúan desaparecidos.