La Comisión Europea restringirá el ingreso al bloque de personas no vacunadas contra la COVID-19

El ente ejecutivo de la Unión Europea ha propuesto que, a partir de marzo, la entrada a los países del bloque se limite a las personas que estén vacunadas contra la COVID-19. Así consta en el marco revisado sobre los viajes que la comisión anunció el jueves.

Se dice que los Estados miembros deberán permitir la entrada únicamente a los vacunados, a los que se hayan recuperado de la enfermedad o a viajeros esenciales.

Además, la comisión podría suspender la actual lista de países a cuyos viajeros permite el ingreso sin restricciones, independientemente del estado de vacunación.

Las actualizaciones propuestas incorporan, a partir de enero de 2022, un límite de tiempo de nueve meses para la validez de las inoculaciones contra la COVID-19. Esto deja claro que será necesario contar con las dosis de refuerzo una vez que se supere ese límite.

Por otro lado, la Comisión Europea propone también que los Estados miembros abran de nuevo sus fronteras a quienes hayan recibido vacunas que no están aprobadas por el bloque. Esos viajeros tendrán que haber sido inoculados con vacunas aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y mostrar una prueba PCR negativa realizada antes de su partida.

Se espera que estas propuestas sean adoptadas por los Estados miembros, que podrán añadir sus propias normas de ingreso teniendo en cuenta la situación de los contagios, entre otros factores.