Tokio relaja medidas impuestas por el coronavirus e introduce subvenciones para viajes

El Gobierno Metropolitano de Tokio ha decidido permitir que grupos de hasta ocho personas, el doble del límite actual, puedan ir a bares y restaurantes que cuentan con certificación. Dicha certificación se otorga a aquellos establecimientos que ponen en práctica medidas anticontagio. La relajación de las directrices impuestas por el coronavirus estará en vigor entre el 1 de diciembre y el 16 de enero.

El Gobierno tokiota también tiene previsto ofrecer subvenciones para viajes con el fin de ayudar al sector del turismo. En concreto, concederá a sus residentes 5.000 yenes, unos 43 dólares, por cada noche de alojamiento en la capital japonesa y 2.500 yenes, cerca de 21 dólares, a los que pasen un día visitando algún lugar dentro de Tokio. El Gobierno central, por su parte, retomará su programa de ayudas llamado “Go To Travel”.

Una comisión de expertos presentó el jueves su evaluación más reciente sobre la situación de las infecciones y los servicios médicos en Tokio. Los miembros del grupo decidieron situar el nivel de alerta del sistema sanitario en el más bajo de los cuatro que forman la escala.

El vicepresidente de la Asociación Médica de Tokio, Inokuchi Masataka, declaró que la comisión había concluido que los servicios médicos para pacientes de COVID-19 pueden proporcionarse de manera continuada sin que obstaculicen las atenciones habituales.

Es la primera vez que los niveles de alerta tanto para la situación de las infecciones como para los servicios médicos se encuentran en su nivel más bajo. No obstante, los expertos subrayaron que es necesario estar preparados por si el invierno boreal trae consigo una nueva ola de contagios.

Autoridades del Gobierno de Japón informaron de que el jueves se habían confirmado 119 casos de coronavirus y dos fallecimientos en el país. El número de pacientes de COVID-19 en estado grave se mantuvo en 58 con respecto al día anterior.