Una misión de la NASA tratará de alterar la trayectoria de un asteroide

La NASA ha lanzado una aeronave desde una base espacial en California, Estados Unidos, con el fin de llevar a cabo una misión para probar su capacidad de alterar la trayectoria de un asteroide.

La nave DART, llamada así por las siglas en inglés de “Doble Prueba de Redirección de Asteroides”, de la agencia espacial estadounidense despegó de la base de Vandenberg de la Fuerza Espacial a las 10:21 p. m. del martes, hora local. Iba a bordo de un cohete Falcon 9 de la empresa SpaceX.

La NASA está investigando cómo evitar que un asteroide colisione con la Tierra mediante la alteración de su trayectoria.

La misión DART tiene el objetivo de estudiar y probar un método de desvío de asteroides modificando el movimiento del cuerpo celeste a través de un impacto cinético.

La nave DART viajará durante 10 meses hasta llegar al asteroide lunar Dimorphos, de 160 metros de diámetro. Se encuentra a 11 millones de kilómetros de nuestro planeta.

La aeronave, que pesa una media tonelada, está diseñada para impactar directamente en un asteroide mientras se desplaza a una velocidad de cerca de 24.000 kilómetros por hora.

Los científicos se disponen a medir el cambio en la órbita de Dimorphos desde la Tierra y desde otra aeronave que se lanzará posteriormente.

La NASA indica que el asteroide no supone una amenaza de impacto contra nuestro planeta y que el único objetivo de su misión es probar la capacidad tecnológica del programa DART.

Agrega que es altamente improbable que un asteroide de un tamaño tan grande como para provocar un enorme daño a la Tierra colisione con ella en los próximos 100 años.

Sin embargo, se han localizado más de 20 de ellos que, según se cree, podrían estrellarse contra la Tierra. Además, hay otros asteroides más pequeños cuya órbita no se conoce en detalle.