Una isla vacacional de Vietnam vuelve a recibir turistas extranjeros

La isla vacacional de Phu Quoc, en el sur de Vietnam, que permanecía cerrada al turismo foráneo desde el inicio de la pandemia de coronavirus, ha vuelto a recibir visitantes del exterior. El sábado llegaron más de 200 surcoreanos.

El Gobierno vietnamita ha fijado una serie de reglas para los turistas extranjeros: deberán tener la pauta completa de vacunación y solo quedarán eximidos de guardar cuarentena en caso de dar negativo en una prueba de cribaje a su llegada; asimismo, deberán arribar en vuelos programados, alojarse en instalaciones designadas y solo podrán recorrer zonas incluidas en los paquetes turísticos.

Hace unos días Vietnam reabrió parcialmente sus puertas al turismo extranjero. El Gobierno planea ir ampliando las zonas de acceso permitido y reducir las restricciones que ahora limitan las actividades de los visitantes. El objetivo es levantar todas las cortapisas en el segundo trimestre de 2020.

El Gobierno vietnamita respondió a la pandemia con restricciones severas, pero, a resultas de ello, la economía nacional recibió un duro golpe. En las últimas semanas, está levantando algunas medidas restrictivas. Así, en octubre permitió la reapertura de restaurantes y fábricas en zonas donde el coronavirus seguía propagándose. Ese mes, el número de contagios diarios había decrecido hasta 3.000 aproximadamente. Los casos, no obstante, se han incrementado en los últimos días llegando a superar los 10.000 el jueves pasado.