Las ventas de la animación japonesa en el extranjero superan por primera vez a las nacionales

El sector de la animación japonesa, o anime, se contrajo marcadamente en 2020 debido a la pandemia de coronavirus. En contraste, constató importantes ventas en los mercados de otros países y estas superaron a las nacionales por primera vez en la historia.

La Asociación Japonesa de Animación publicó este mes un informe con las ventas del año pasado. La agrupación establece el tamaño del mercado anualmente recabando las ventas de compañías de Japón relacionadas con la animación.

El informe indica que las ventas en el sector fueron de unos 21.300 millones de dólares, un descenso de 775 millones de dólares con respecto a 2019, cuando se alcanzó un máximo histórico. Ha sido la primera vez en 11 años que se produce un descenso interanual.

De las nueve categorías que se han analizado, la distribución en línea se incrementó en un 36 % con respecto al año anterior. Sin embargo, los eventos en vivo, entre los que se incluyen los relacionados con la música de anime, se desplomaron un 65 %.

Las ventas en el extranjero, incluyendo contratos de distribución en línea y venta de artículos relacionados con la animación, han estado subiendo con celeridad desde 2015. En 2020 sumaron cerca de 10.900 millones de dólares.

Los contratos de distribución en línea alcanzaron casi un 20 % de regiones más con respecto a 2019. Los negocios vinculados al anime también están aumentando fuera de Japón, fomentando a su vez las ventas.

Masuda Hiromichi, editor jefe del informe, declaró que la distribución en línea se ha mantenido fuerte y ha sufrido un impacto limitado por la pandemia. Agregó que constantemente están surgiendo nuevos proyectos.