Empresa gestora de central nuclear Fukushima Uno, en Japón, calcula impacto de posible descarga de agua tratada al mar

La empresa gestora de la malograda central nuclear Fukushima Uno, en Japón, difundió los resultados de una simulación dirigida a evaluar el impacto que tendría la descarga de agua contaminada al océano, con tratamiento previo. La Compañía de Electricidad de Tokio (TEPCO) afirmó que, según los datos obtenidos, dicho impacto sería extremadamente reducido.

El agua, usada para enfriar el combustible nuclear fundido, se procesa para extraerle la mayor parte de los materiales radiactivos, pero sigue conteniendo tritio. TEPCO planea descargar el agua tratada a una distancia de alrededor de un kilómetro de la costa, mediante un túnel submarino.

La empresa llevó a cabo la simulación sobre la base del plan de descarga y de datos relativos a los materiales radiactivos que se encuentran en los tanques de almacenamiento de la central.

Se partió de la hipótesis de que el agua, antes de descargarla, se diluiría de modo que la concentración de tritio baje hasta una cuadragésima parte de la que estipula la norma nacional.

La cantidad a descargar se fijó, por su equivalente en radiactividad, en 22 billones de bequerelios por año, el mismo nivel que se había establecido como objetivo antes del accidente de 2011.

TEPCO asegura que, en la simulación, el área donde la concentración de tritio superó 1 bequerelio por litro, por encima de los niveles actuales, se limitó a una distancia de 2 a 3 kilómetros de la costa frente a la central.

También señala que se observó un nivel de tritio equivalente a unos 30 bequerelios por litro en algunas zonas sobre la boca de salida del túnel submarino, pero que la concentración cayó rápidamente a medida que el agua descargada se dispersaba en el mar.

La compañía también calculó la radiación a la que estarían expuestos en un año los pescadores que viven a lo largo de la costa. Según los datos obtenidos, la misma se situaría entre una parte en 60.000 y una parte en 10.000 de 1 milisievert. Una exposición anual de 1 milisievert se considera aceptable.