En su primera cumbre bilateral en línea, los líderes de EE. UU. y China acuerdan seguir dialogando

Los líderes de Estados Unidos y China han concluido su primera reunión en línea sin que hayan conseguido importantes avances en asuntos en los que mantienen posturas divergentes, como el referente a Taiwán o a los derechos humanos. Sin embargo, coincidieron en seguir adelante con el diálogo para evitar que aumenten los conflictos entre sus países.

El presidente estadounidense Joe Biden y su homólogo chino, Xi Jinping, hablaron durante cerca de tres horas y media el martes por la mañana, según el huso horario de China.

La Casa Blanca dijo en un comunicado que ambos líderes habían discutido sobre la naturaleza compleja de las relaciones entre los dos países y sobre la importancia de gestionar la competencia de manera responsable.

En la declaración se dice que el presidente Biden había recibido con beneplácito la oportunidad de hablar de manera franca y directa con el presidente Xi sobre las intenciones y prioridades de ambas partes sobre una amplia gama de temas.

También se hace constar en la declaración que Biden había puesto de relieve la necesidad de establecer barreras de seguridad de sentido común para garantizar que la competencia no desemboque en un conflicto, así como mantener abiertas las líneas de comunicación.

El Ministerio de Exteriores de China, por su parte, afirma que el presidente Xi había señalado la importancia de gestionar de manera positiva las diferencias de opinión y los asuntos sensibles para evitar que se descontrolen. Añade que Xi había instado a la parte estadounidense a afrontar los asuntos bilaterales detenidamente, ya que China tiene que proteger su soberanía, su seguridad nacional y los beneficios derivados de su propio progreso.

En relación con Taiwán, la declaración de la Casa Blanca afirma que el presidente Biden había subrayado que Estados Unidos se opone de plano a los esfuerzos unilaterales de cambiar el “statu quo” o de socavar la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán.

La cancillería china dice que Xi puso de manifiesto la nueva ola de tensiones en el estrecho de Taiwán y dijo que conseguir la completa reunificación de China es una aspiración compartida por todos los hijos e hijas de la nación china.

Al parecer, Xi Jinping habría dicho que su país se verá obligado a tomar medidas enérgicas si las fuerzas separatistas que abogan por la independencia de Taiwán les provocan o llegan a cruzar la línea roja.