Las dosis de refuerzo en Japón y otros países (8) Las personas que no podrán recibirlas

NHK responde las preguntas de los oyentes sobre el coronavirus. En la octava entrega de nuestra serie sobre las dosis de refuerzo de la vacuna contra la COVID-19, hablamos con una persona que desea inocularse, pero que no puede.

Ikeda Masahiro, de 49 años, tiene un bar situado en el barrio de Roppongi, en el distrito de Minato, Tokio. No está vacunado, ya que sufre de dermatitis atópica y otros síntomas derivados de alergias.

Hace nueve años se puso enfermo tras recibir la vacuna de la gripe. Su médico le dijo que se había tratado de un choque anafiláctico. Ikeda nos contó la horrible experiencia que vivió: al ponerse de pie para volver a casa después de recibir la inyección, no podía caminar recto y sintió que algo iba mal cuando comenzó a notar palpitaciones.

Ikeda consultó con su médico de cabecera sobre la vacuna contra la COVID-19 y le dijo que probablemente no habría problema, pero que era él quien tenía que tomar la decisión, ya que había experimentado con anterioridad lo que se siente con una anafilaxia.

También tiene asma, así que en su caso hay riesgo de enfermar de gravedad si se contagia con el coronavirus. Dijo que desea vacunarse, tanto por él, como por los clientes de su bar, pero que no puede decidirse.

Ikeda nos comentó que, hablando con el corazón en la mano, envidia a las personas que pueden recibir tres dosis y que, si estuviera sano, ya se habría inoculado. Agregó que se siente cada vez más angustiado y marginado a medida que las restricciones se van levantando una por una y las personas que tienen un certificado de vacunación pueden viajar. Manifestó que su deseo es que la gente entienda que hay personas como él, que no pueden inocularse, y que se dialogue para establecer cómo ayudarlas.

Esta información ha sido actualizada el 11 de noviembre.

Para más información sobre cuestiones de la pandemia, visite la sección de “Preguntas y respuestas acerca del coronavirus” en nuestro sitio web.