Las dosis de refuerzo en Japón y otros países (7) Las altas expectativas en las residencias de ancianos

NHK responde las preguntas de los oyentes sobre el coronavirus. En la séptima entrega de nuestra serie sobre las dosis de refuerzo de la vacuna contra la COVID-19, conocemos el punto de vista de una residencia de ancianos.

Se cree que este año hubo varios grupos de contagio localizados en ese tipo de centros, a pesar de que los afectados ya se habían vacunado con las dos dosis de los fármacos que hay aprobados actualmente en Japón. Esto sucedió durante lo que se denominó “quinta ola de infecciones de coronavirus”.

En noviembre de 2020, más de 10 personas de una residencia del distrito tokiota de Setagaya, entre residentes y empleados, dieron positivo al patógeno, aunque ninguna de ellas mostraba síntomas. En el centro viven 90 ancianos, mientras que el personal está formado por más de 100 profesionales que trabajan por turnos.

Esta residencia promovió la vacunación y, entre abril y mayo de este año, la mayoría de ancianos y profesionales ya habían completado el plan de vacunación. Además, se intensificaron las medidas para evitar contagios y, como resultado, el centro no ha sufrido ningún caso recientemente. Hasta hace poco tiempo, había restringido el contacto con visitantes, organizando los encuentros a través de un cristal o por internet.

Desde octubre, los residentes pueden recibir visitas en la residencia siguiendo unas normas de prevención.

El centro ha afirmado que tiene grandes esperanzas en la efectividad de la dosis de refuerzo en la protección de la tercera edad, ya que este grupo tiene un mayor riesgo de enfermar gravemente. Además, considera que la inyección adicional es necesaria con el fin de que los residentes puedan seguir recibiendo visitas, algo que se está realizando en condiciones cercanas a la normalidad.

Tanaka Misa, directora de la residencia Hakusui-no Sato, dice que, a su parecer, la vacunación es efectiva en la protección de los ancianos. Sus familiares también están solicitando la dosis de refuerzo para poder continuar con las visitas a sus seres queridos. Takana señala que para enero ya habrán pasado ocho meses desde que se inocularan con la segunda dosis. Agrega que espera que los Gobiernos locales actúen con celeridad para administrar la tercera inoculación.

Esta información ha sido actualizada el 10 de noviembre.

Para más información sobre cuestiones de la pandemia, visite la sección de “Preguntas y respuestas acerca del coronavirus” en nuestro sitio web.