Japón considera reducir el período de espera para la vacunación de refuerzo contra la COVID-19

Según información a la que ha tenido acceso nuestra emisora, el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar Social de Japón está coordinando el proceso para permitir la administración de dosis de refuerzo de la vacuna contra la COVID-19 a quienes se hayan inyectado por segunda vez seis meses antes como mínimo.

Nuestras fuentes señalan que la cartera de Salud está haciendo este tipo de preparativos, considerando al mismo tiempo mantener un intervalo de aproximadamente ocho o más meses como norma para las inoculaciones de refuerzo, de conformidad con el plan original.

Las fuentes mencionan que el ministerio tomó en cuenta la información procedente de otros países que indica que la eficacia de las vacunas empieza a reducirse seis meses después de la segunda dosis.

Las fuentes agregan que las autoridades sanitarias planean presentar la nueva propuesta el lunes durante una reunión de su comité de asesores.

El Ministerio de Salud ha estado instando a los gobiernos locales a hacer preparativos que les permitan empezar a administrar dosis de refuerzo a las personas que recibieron su segunda inoculación por lo menos ocho meses antes.

Bajo el plan actual, se prevé que esas vacunaciones empiecen el mes próximo para el personal médico, y en enero para las personas en edad avanzada, entre otras. No obstante, se piensa que la más reciente propuesta ministerial obligará a algunas autoridades locales a adelantar sus calendarios para las dosis de refuerzo debido a que, para fin de año, algunas personas mayores llegarán al límite de los seis meses.

El ministerio empieza a distribuir a escala nacional hoy lunes dosis de refuerzo de Pfizer-BioNTech entre las autoridades locales, las instituciones médicas y otras entidades.