Reimposición de restricciones en Europa por el repunte de casos de coronavirus

El repunte del número de casos de coronavirus en Europa ha llevado a la reimposición de restricciones en naciones como Austria y Países Bajos, donde la cifra de contagios diarios ha alcanzado máximos desde el inicio de la pandemia.

En Países Bajos, a pesar de que más del 80 por ciento de la población está vacunada con la pauta completa, el jueves se confirmó una cifra récord de más de 16.000 infecciones. En respuesta, el sábado, el Gobierno endureció las restricciones para minimizar los contactos personales. En concreto, hasta el 4 de diciembre, los servicios no esenciales deberán cerrar a las 6:00 p. m., mientras que restaurantes, tiendas de alimentación y otros comercios que venden artículos de primera necesidad solo podrán abrir hasta las 8:00 p. m.

Austria también está alcanzado este mes cifras de contagio sin precedentes con más de 10.000 casos diarios. El Gobierno central ha decidido apuntar a las personas sin vacunar y, desde el lunes 8, en principio solo se puede entrar en bares y restaurantes con un certificado de vacunación. Además, en algunas regiones, las personas no vacunadas deberán guardar confinamiento desde el lunes 15, de modo que solo se les permitirá salir en caso de necesidad como, por ejemplo, para ir al médico. Esta medida podría ampliarse más tarde al resto del país.